Centro Atención Temprana

Prestamos el servicio de Centro de Atención Temprana a la población infantil de 0 a 6 años con el objetivo de atender las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que sufren riesgo de padecerlos.

La asistencia integral que se lleva a cabo en el centro cubre una doble vertiente: asistencial y preventiva. Estas acciones preventivas y/o asistenciales, están encaminadas a facilitar la evolución del niño en todas las facetas, respetando el propio ritmo del niño.

Todo ello mantiene como fin último alcanzar las mejores cotas de calidad de vida de las personas implicadas para facilitar su mayor grado de bienestar y autonomia.

En relación con el niño se facilita la adquisición de habilidades adaptativas, se potencia la autoestima, la capacidad de autodirección y el máximo grado de autonomía personal.
En relación con la familia se facilita la implicación de la misma en todo el proceso de intervención, se promueve la cooperación con los padres, se alienta la participación activa y se apoya su bienestar. Es fundamental dar respuesta a las necesidades de la familia lo antes posible informando, asesorando y prestando apoyo emocional en los momentos críticos.
Finalmente, en relación con el entorno, se pretende alcanzar el máximo grado de integración social, facilitando la adaptación de dichos entornos, desde lo familiar hasta el medio social en el que se desenvuelve el niño.

Acceso al servicio de atención temprana

El acceso ha de ser universal, abierto y ágil. Pudiéndose realizar por iniciativa de la familia, o bien por indicación de algún dispositivo social, sanitario o educativo.
Una vez que el caso ha llegado a nuestro centro se realiza una entrevista inicial con los padres que nos va a proporcionar una valiosa información directa sobre su entorno y la situación actual del niño, identificando de esta manera el motivo de la demanda de este servicio.
Tras esta entrevista se continúa con el proceso de evaluación de necesidades de atención del niño y su familia mediante la presentación de los casos al equipo multidisciplinar.

El niño que demanda el acceso a este Programa de Atención Temprana ha de presentar necesidades especiales transitorias o permanentes originadas por deficiencias o alteraciones en el desarrollo, correspondientes a los siguientes trastornos:

  • Anomalías congénitas (Síndrome de Down, espina bífida, etc.).
  • Trastornos del Desarrollo.
  • Discapacidades perinatales.
  • Parálisis cerebral.
  • Otras “enfermedades raras” o de baja incidencia, pero que conllevan una grave discapacidad.

Objetivos

De este amplio marco se desprende el siguiente conjunto de objetivos propios del Servicio de Atención Temprana:

  • Reducir los efectos de una deficiencia o déficit sobre el conjunto global del desarrollo del niño.
  • Optimizar, en la medida de lo posible, el curso del desarrollo del niño.
  • Introducir los mecanismos necesarios de compensación, de eliminación de barreras y adaptación a necesidades específicas.
  • Evitar o reducir la aparición de efectos o déficit secundarios o asociados producidos por un trastorno o situación de alto riesgo.
  • Atender y cubrir las necesidades y demandas de la familia y el entorno en el que vive el niño.
  • Considerar al niño como sujeto activo de la intervención.

Escuela de padres

Las escuelas de padres para la Atención Temprana se conciben como un mecanismo imprescindible para lograr un mejor entendimiento de la diversidad funcional de los pequeños y de las dificultades con las que se encuentran las familias, en las diferentes etapas de la vida de sus hijos.
Una línea importante dentro de la Escuelas para padres es el entrenamiento, que incluye la preparación para actuar en situaciones familiares especiales, resolución de conflictos y control del comportamiento. Este enfoque se centra en que los padres permitan conocer estrategias conductuales para modificar las interacciones con sus hijos para fomentar la conducta prosocial y mejorar la convivencia familiar.

Las escuelas para padres enriquecen la práctica educativa, son un espacio de participación que mediante el trabajo colectivo trata de dar respuesta a los cambios que se dan en el desarrollo infantil y a un nuevo paradigma de crianza.

Taller “Estimulación sensorial. Adaptación de material. Juegos y juguetes”:
Este taller se plantea para los padres de los niños más pequeños. El juego constituirá una de las principales vías de aprendizaje para el niño. En este taller se ha destacado la importancia que tiene estimular cada uno de los sentidos, y cómo los padres buscan recursos para estimular a sus hijos.
Taller “Del hogar a la escuela”:
Este taller está dirigido a padres de niños con edades comprendidas entre 0 y 6 años, considerando que en esta etapa educativa se realiza el paso «Del hogar a la escuela».
En el taller, representamos el inicio de la escolaridad como un camino a recorrer: «Del hogar a la escuela», como una sucesión de pasos que hay que dar, tanto los hijos como los padres.
Taller “Remando juntos”:
En ocasiones el estrés por el que pasan las familias de menores con necesidades de estimulación en el desarrollo, supera la armonía familiar, especialmente del cuidador principal. Este taller pretende crear espacios de encuentro para las familias de Atención Temprana que les permita normalizar la situación familiar y aliviar el estrés.

Galería

¡ÚNETE A LA INCLUSIÓN LABORAL DE LAS PERSONAS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL!
DESCUBRE NUESTROS SERVICIOS EN EL CENTRO ESPECIAL DE EMPLEO
Slider